Lo que necesitas saber sobre los muelles para puertas

muelles para puertasLos muelles para puertas son mecanismos con forma de palanca o polea, capaces de regular y frena la velocidad con la que una puerta se cierra. Esto, mediante un sistema por lo general hidráulico, evitando que esta se cierre de manera violenta y estruendosa. Algo que por lo general siempre nos ocasiona molestia o vergüenza con algunos invitados.

A menudo estos son instalados en la parte superior del marco de la puerta. Resultan ser una opción elegante e ideal, pues aparte de su alto rendimiento y sencillez también existen en una amplia variedad de diseños, capaces de adaptarse a cualquier estilo decorativo.

Cosas que debes considerar antes de la instalación

Tienes que tomar en cuenta que lo que provoca que tu puerta tenga ese golpe o “tiro” con fuerza, podría deberse a un defecto en su instalación o por su antigüedad. Una falla entre las bisagras o el marco que hace que esta tenga una tendencia a irse “para atrás”.

Es muy importante que antes de instalar tu muelle para puertas, cuentes con una ayuda profesional. Aun si deseas instalarlo tú, lo mejor es que alguien que conozca del tema realice un diagnóstico de los otros problemas que tenga y se solucionen en la medida de lo posible.

¿Qué pasa si no sigo las recomendaciones de un profesional?

Si no hacemos caso del punto anterior, es muy posible que a pesar de tener instalados un muelle para puertas este no cumpla correctamente su función del todo. Es decir, seguirán existiendo fallas e imperfecciones que le restaran eficacia.

¿Qué tipos de muelles para puertas existen?

Como ya hemos mencionado anteriormente, hay múltiples modelos disponibles en el mercado que podemos adquirir según su facilidad en cuanto diseño, instalación o tipo de mecanismo.

Existen diferentes clasificaciones así como distintos niveles de fuerza según el modelo, pero lo que resulta más práctico de conocer para un posible futuro comprador probablemente sería lo siguiente:

Muelle hidráulico

Posiblemente sean los modelos más comunes, tanto por la sencillez de su instalación, diseño adaptable y su permanencia en el mercado. Utilizan un mecanismo a base de aceite y un pistón hidráulico.

Muelle para suelo

A diferencia de la mayoría de los modelos donde el muelle se encuentra en la parte superior del marco, estos se colocan a ras del suelo. Por lo general, es más implementado en las puertas de vidrio aunque existen variantes para otros tipos de puertas.

Muelle tipo brazo

Este mecanismo es por lo general más discreto que los anteriores, es de menor tamaño y se coloca de forma lateral. Su cierre carece de fuerza en comparación con otros, haciéndolo también bastante práctico para lugares de mayor actividad sísmica.

Muelles Eléctricos

Estos a diferencia del hidráulico poseen un motor que se encarga de ejercer presión para que la puerta se cierre. Mayormente utilizado para negocios u oficinas.

Recomendaciones finales

Ahora que conoces lo básico, recuerda escoger el modelo según el nivel de fuerza que necesites implementar. Esta solución es viable tanto para tú hogar, oficina o negocios.

También recuerda contar con ayuda o una opinión profesional, aunque tampoco te dejes intimidar por este hecho. Muchas personas diestras con las herramientas son capaces de hacer la instalación por su cuenta debido a que tampoco requiere de mucha complejidad.

Avisa a tus amig@s
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin